La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Por qué crece el optimismo en las filas del PP de Castilla-La Mancha?

Paco Núñez Paco Núñez

Todo estaba preparado para lanzar la convocatoria del congreso provincial del PP de Guadalajara cuando saltó el bombazo de la moción de censura al presidente del Gobierno de Murcia y la inmediata reacción de Isabel Díaz Ayuso anunciando elecciones en la Comunidad de Madrid. En ese momento, Paco Núñez, presidente del PP castellano-manchego, dio orden de paralizar los procesos congresuales en Guadalajara, Toledo y Cuenca para poder volcarse en apoyo de la campaña de Díaz Ayuso.

En un principio se pensó que sería cosa de una semana pero ha pasado el tiempo y en el PP regional, probablemente siguiendo directrices de la dirección nacional, no hay fecha prevista para retomar el tema de los tres congresos que aún les queda por celebrar en Castilla-La Mancha. Y es que tras lo ocurrido en Murcia, Madrid y Castilla y León la situación ha cambiado radicalmente para los "populares", que han pasado en apenas dos semanas de la depresión a la euforia. Y mantener este estado de ánimo supone dejar las cosas como están en las organizaciones provinciales y regionales, al menos por ahora.

El ánimo, como es lógico, se ha contagiado también a las filas del PP castellano-manchego, donde apoyarán todo lo posible a Díaz Ayuso para que pueda seguir gobernando. Esa es para el PP-CLM una de las claves para avanzar electoralmente en la región. Si gana en Madrid, el efecto Ayuso tendrá una clara repercusión en Castilla-La Mancha, sobre todo en las zonas que tradicionalmente se muestran más influidas por la comunidad vecina, como el Corredor del Henares o La Sagra. 

Por otra parte están las encuestas. En el PP-CLM aseguran que los sondeos que conocen les son muy favorables y que hoy por hoy Page tendría perdida la mayoría absoluta. El PP de Núñez ganaría un par de escaños y necesitaría a Vox para poder gobernar, pero gobernaría. Sin embargo, también son conscientes de que quedan más de dos años para las próximas autonómicas, que la erradicación de la pandemia va a favorecer a los que gobiernan y que la maquinaria del PSOE y el poder absoluto que tiene en la región son potentes factores a favor de Page.

En todo caso, en el PP están disfrutando de este momento por el ánimo que ha insuflado en sus filas el efecto Díaz Ayuso. Han recuperado la confianza. Y eso ya es mucho para un partido que se veía acosado y machacado por todos los frentes, incluido el interno. Lo mismo en Castilla-La Mancha.

Compartir